lunes, 25 de junio de 2012

A 10 años de la Masacre de Avellaneda...


Darío y Maxi no están solos 

Declaración de la Juventud Rebelde - Rebelión



A 10 años de la Masacre de Avellaneda

“Lo que sentimos en carne propia es que somos parte de los que pelearon en aquellos años, de la misma historia y queremos cambiar la realidad en la que vivimos”.
Darío Santillán, 2001.

Este martes se cumplen 10 años de la Masacre de Avellaneda, 10 años del asesinato de nuestros compañeros Maximiliano Kosteki y Dario Santillán. Allá por el 2002, cuando la Argentina todavía olía a rebelión y miles de trabajadores y trabajadoras desocupados peleaban en las calles por trabajo y dignidad, el entonces presidente Eduardo Duhalde ordenó una brutal represión en las inmediaciones de la Estación Avellaneda, teniendo como resultado las muertes de dos jóvenes y decenas de heridos de bala a manos de la policía bonaerense.
Hace 10 años, cuando Maxi estaba tirado en medio de la Estación Avellaneda, Darío no dudó un segundo en volver, en quedarse acompañando a un compañero herido de bala a quien, hasta ese momento, no conocía. Con este gesto, Darío nos enseñó la importancia del compañerismo, lo que significa dejar todo, hasta la propia vida, por ayudar a otros. Maxi y Darío representan hoy para nosotros toda esa bronca contenida, esa indignación gritada, esa dignidad rabiosa que surge desde abajo para disputar contra toda forma de opresión e injusticia.
Por todo eso, hoy nos sentimos hijos de Maxi y de Darío. Recuperamos su odio, su indignación su rabia, para transformarlo en pasión, en coraje y en una rebelde alegría, tal como hacían ellos. Nos sentimos hijos de estos jóvenes y de tantos otros que hace 10 años se levantaron inconformes y desafiantes, para demostrar todo lo que la juventud es capaz de hacer, y hace día a día.
Este 26 de Junio, como todos los años, vamos a copar el puente. Vamos a demostrar que los de abajo seguimos luchando y no vamos a parar hasta que sean enjuiciados todos y cada uno de los responsables políticos y materiales de los asesinatos de Maxi y Darío. Hoy que el ex comisario Fanchiotti, asesino de Maxi y Darío es trasladado a un penal de régimen abierto, que Duhalde, Solá, Atanasoff y Aníbal Fernández, responsables políticos de la Masacre de Avellaneda, se pasean tranquilos sin ser enjuiciados, nos seguiremos organizando, continuando la lucha de Darío y Maxi y multiplicando su ejemplo. Porque sabemos que el que murió peleando vive en cada compañero y, por esto, hoy Maxi y Darío no están solos.

  

1 comentario:

killo dijo...

hola, quiero saber cómo esta la situación con la coneau en la fadu.
mi mail es emanuelm21@gmail.com